domingo, 26 de febrero de 2012

Los desafíos de la memoria

Ficha: "Los desafíos de la memoria", autor Joshua Foer, editorial Seix Barral, 334 páginas, ISBN:9788432214165

Curioseando en la sección de "autoayuda" de una conocida librería me encontré con este libro y decidí echarle una ojeada, me interesan todos los temas relacionados con el cerebro y la mejora de las habilidades relacionadas con el mismo y este tenía buena pinta aunque tampoco se diferenciaba demasiado de otros similares, me temía encontrarme con otro ensayo dedicado a un tema donde abundan los trabajos mediocres y oportunistas carentes del menor rigor científico.

Sin embargo me llevé una grata sorpresa, basta leer la reseña del mismo y alguna de sus páginas para darse cuenta de este es un trabajo muy diferente. Para empezar no se trata del típico libro de autoayuda, bueno o malo, con la pretensión de mejorar alguna habilidad del lector o guiarle en un aprendizaje sino de la experiencia vivida en primera persona de un jóven periodista interesado en el tema de la memoria y su embarque en la aventura de tratar de mejorar la suya propia con técnicas mnemónicas y participar en el campeonato estadounidense de memoria... campeonato que terminaría ganando tras un año de entrenamiento.

Lo interesante de este caso particular es que tal y como el mismo autor relata, no se trata de alguien especialmente dotado para ello ni con unas condiciones naturales especialmente indicadas para los ejercicios memorísticos. Es más, incluso su memoria podría considerarse por debajo de la media teniendo en cuenta que pese a su juventud, sin cumplir todavía los treinta olvidaba con facilidad las llaves del coche, y en ocasiones hasta el sitio donde lo había aparcado... vamos como a casi todo el mundo le ha pasado alguna vez. Comienza por interesarse por los campeonatos de memoria por casualidad, decide hacer un trabajo al respecto, entrevista a sus protagonistas y sin saber como se ve atrapado en el compromiso de participar en los del año siguiente...


En todo caso si algo distinguía a Joshua era su interés, determinación y su autodisciplina, solo así se puede entender su trabajo en este campo. A lo largo del libro nos relatará con pelos y señales como comenzó a interesarse en el tema, sus descubrimientos indagando en la red, sus entrevistas a personajes participantes en el mundillo de los campeonatos estadounidenses y mundiales de memoria y la apasionante descripción de los personajes que allí encuentra. La fotografía que pongo aquí nos muestra a su autor con sus protectores auditivos y sus gafas embadurnadas de negro con un solo agujero para concentrarse en los entrenamientos de memoria... un sistema para concentrar su atención y evitar distracciones que más de uno querríamos tener a veces en nuestro trabajo, de hecho estoy seriamente interesado en comprarme un equipo semejante para la oficina ;-).

El libro también hará un interesante recorrido por la historia de la memorización a lo largo del tiempo, desde los antiguos griegos, con ese relato del poeta heleno Simónides del siglo V a.c. que constituye la primera referencia al "palacio de la memoria" de la que se tiene noticia, hasta los descubrimientos de los modernos investigadores, la evolución del papel de la memoria en la enseñanza y la lectura con sus periodos de áuge y decadencia como el actual en el que tenemos al alcance de la mano tantos y tantos artilugios que nos hacen de memorias auxiliares.

El libro dedica un espacio aparte para dos personalidades bien conocidas dentro del mundo de los "atletas mentales", el británico Tony Buzan, todo un personaje de lo más peculiar, autor de éxito y promotor de técnicas memorísticas, y el archiconocido Daniel Tammet cuyo libro "Nacido un día azul" tuve el placer de reseñar en este mismo blog. Muy interesantes las ideas del primero y bastante sorprendente lo escrito sobre el segundo... ha constituido un pequeño "baño de agua fría" para mí ya que me tragué absolutamente todo lo que contaba en su libro, el trabajo de Joshua si bien no refuta la idea de las peculiaridades de Daniel deja abierto el suficiente número de interrogantes sobre su caso como para cuestionar los mismos. Más allá de todo sensacionalismo barato el trabajo periodístico de Joshua rebosa buen hacer, respeto por los protagonistas reflejados en el mismo y honestidad. Mención aparte también para el capítulo donde habla del caso de Mr EP, el hombre con "peor memoria del mundo", el cual demuestra sin ahorrarnos tintes trágicos la importacia que tiene la memoria en nuestra vida... algo de lo que cualquier familiar de un enfermo de Alzheimer puede dar testimonio.

Y naturalmente el libro nos relata la historia de su entrenamiento para participar en el campeonato de los Estados Unidos y de su sorprendente victoria en el mismo, algo nada fácil si tenemos en cuenta las pruebas: memorizar series numéricas aleatórias que superan las cien cifras, memorizar el orden de una baraja de naipes en cinco minutos como máximo, memorizar en quince minutos más de cien fotografías de rostros y sus respectivos nombres... hazañas que parecen sobrehumanas pero que el autor deja claro que con el suficiente entrenamiento y técnica cualquiera puede acometer. Un capítulo aparte merece la técnica del "palacio de la memoria" que consiste en tratar de mezclar la memoria visual y espacial, que es con diferencia la que mejor se le da al cerebro humano, con la memoria de números, nombres y demás... un tema presente a lo largo de todo el libro y que deparará un sinfín de imágenes chocantes.

Y lo mejor, o lo peor según se mire, viene al final... cuando el protagonista confiesa que su memoria no ha mejorado sensiblemente y tras tanto trabajo sigue olvidando las llaves del coche...

Lo mejor: Divertido a la par que riguroso y bien documentado, un ensayo fascinante que viene a desmontar una serie de prejuicios y tabúes que existen actualmente en relación con la memoria y su papel en el aprendizaje y su papel de aglutinador del resto de las llamadas "inteligencias". Al final va a resultar que todo ese estudio "de memorieta" tan típico de mi generación y anteriores al final servía para algo, y que como siempre la verdad se encuentra en el término medio, nada pues de memorizar sin ton ni son pero tampoco hay que despreciar la memoria como método de aprendizaje... al fin y al cabo para saber interpretar los datos hay que aprehenderlos antes, para levantar un muro no solamente necesitamos saber como alinear ladrillos y unirlos con argamasa... también necesitamos los ladrillos.

Lo peor: La única crítica negativa ¿? que se me ocurre escribir es simplemente que este no es un tratado "serio" sobre la memoria, que no es un trabajo científico sino periodístico, imbuido de principio a fin de la subjetividad de su autor, algo que por otra parte no se pretende nunca. Creo que cualquier estudioso interesado en el apasionante tema de la memoria humana necesitará leer otros trabajos antes que este... aunque sería una pena que ignorase este bonito y entretenido libro ;-).



3 comentarios:

  1. Gracias tío por poner la referencia.
    Me ha encantao' y sobre todo lo he visto en la librería y he tenido el morboso deseo de leerlo!!!!
    Un beso. Dios te bendiga.
    Carmen .
    Desde España.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo y me ayuda a leerlo con más detalle y sabiendo los límites que tiene y sus ayudas tambien .

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. haaaaa ya lo compre, pero con ese punto negativo me desmotive a leerlo

    ResponderEliminar