sábado, 14 de abril de 2012

Cómo vivir. Una vida con Montaigne

"Esta idea, escribir sobre sí mismo para crear un espejo en el que otras personas puedan reconocer su propia humanidad, no ha existido siempre. Se tuvo que inventar. Y, a diferencia de otras muchas invenciones culturales, podemos seguir su rastro hasta tropezar con una sola persona: Michel Eyquem de Montaigne"


Ficha: Cómo vivir. Una vida con Montaigne, Sarah Bakewell, editorial Ariel, 483 páginas, ISBN: 978 8434 41 3399

Mi primer encuentro con el escritor y filósofo francés Michel Eyquem de Montaigne se remonta solo unos pocos años atrás y se limitó a una breve reseña en un libro sobre la historia de la filosofía, es decir, algo menos que nada. Posteriormente comencé a saber e interesarme por él a través de los comentarios de Compte-Sponville, del que ya he comentado varios libros en este blog, que lo tiene entre sus pensadores y filósofos favoritos. Y así poco a poco fue despertando mi interés, comentarios y notas dispersos aquí y allá... hasta que el libro que aquí reseño llegó a mis manos.

La historia de su adquisición es bien curiosa, fue publicado en septiembre del año pasado y me lo encontré "recién salido del horno" en la sección de ensayos de de la librería de unos grandes almacenes... en varias ocasiones lo tuve en las manos y lo ojeé con interés pero sin llegar a decidirme a comprarlo, me parecía un trabajo interesante pero demasiado "serio" y puesto que mi interés por temas filosóficos es el de simple aficionado, y extremadamente ignorante tengo también que decir, me parecía que el libro me vendría grande.

Nuevos comentarios acerca de Montaigne por parte del filósofo francés mencionado me hicieron decidirme a su compra, y al final tras una accidentada adquisición, el libro había sido vendido e hice darle varias vueltas al vendedor en su búsqueda ya que no recordaba el título con exactitud, lo tuve finalmente que pedir por encargo en otra librería... no recuerdo un libro que me haya dado tantos problemas para conseguirlo. Lo he dejado "reposar" criando polvo durante varios meses hasta que de nuevo tras la lectura de un extenso artículo sobre Montaigne en la revista "Filosofía Hoy" y la lectura de una versión extremadamente resumida de su obra magna "Ensayos" que espero comentar en breve junto con otras breves obras filosóficas, me han hecho por fin abordar la tarea de su lectura y comentarlo aquí.

Hay libros que a uno se le atraviesan y tiene que abandonar su lectura, otros son devorados... con el de Sarah Bakewell sobre Montaigne me ha pasado algo bien diferente. Lo he leido en su mayor parte poco a poco, casi "a sorbos", deseando no terminarlo con rapidez y disfrutando cada capítulo como un manjar exquisito... excepto su último tercio que he terminado engullendo en el día de hoy, soy un glotón lo confieso :-).

No pienso hablar aquí de la figura de Montaigne, tras el maremagnum de datos sobre su vida y obra del que se habla en el ensayo de Sarah tengo la sensación que casi necesitaría un blog aparte para escribir algo decente sobre este francés universal cuya filosofía de vida se filtra perfectamente a través de esta obra de la escritora británica y que consigue, al menos así ha sido en mi caso, inundarte de oleadas de simpatía y aprecio por su figura humana y por su inmortal obra "Ensayos", uno de esos libros que hay que leer... o al menos intentar leer de forma obligada, antes de abandonar este mundo en mi humilde opinión.


Ensayos sobre la vida y la obra de Montaigne se han escrito muchos, curioseando por Internet he encontrado unos cuantos escritos en castellano. Lo interesante de este de Sarah es su intento de conectar las ideas, no me atrevería a denominarlas enseñanzas tratándose de Montaigne, con la época actual ¿se pueden sacar ideas útiles acerca de su filosofía de vida en estos tiempos? ... que cada cual responda como quiera, pero yo sinceramente hago mías las palabras de Compte-Sponville acerca de sus Ensayos "no queriendo escribir un libro de filosofía terminó haciendo algo que trascendía a la misma", ahí es nada.

Sarah debe estar de acuerdo porque aunque no lo recomiende de forma explícita, Montaigne nunca quiso adoctrinar a nadie sino solo mostrarse tal como era, sin duda que lo pone como ejemplo de como vivir la vida, ejemplo de como mantener la calma en una época turbulenta, violenta y llena de fanatismos como la que le tocó la desgracia vivir, su gran tragedia personal, y como su forma de ver la vida y el mundo aún hoy a lectores del siglo XXI nos puede servir de valioso ejemplo... hay quien lo ha calificado de libro de "autoayuda" camuflado, creo que algo de verdad hay en ello pero eso sería limitar demasiado su contenido.

Cómo vivir la vida, una pregunta y veinte intentos de respuesta que a modo de sinopsis del libro reproduzco aquí pues cada una de estos intentos... "essays" como diría el própio Montaigne forman el "leiv motiv" del cuerpo principal del libro y dan título a sus veinte capítulos:


¿Cómo vivir?:
No te preocupes por la muerte. Presta atención. Nace. Lee mucho, olvida gran parte de lo que has leído y sé lento de entendederas. Sobrevive al amor y a la pérdida. Usa pequeños trucos. Cuestíonatelo todo. Ten una habitación privada en la trastienda. Sé sociable, convive con los demás. Despierta del sueño de la costumbre. Vive con moderación. Conserva tu humanidad. Haz algo que nadie haya hecho antes. Ve mundo. Haz bien tu trabajo, pero no demasiado bien. Filosofa sólo por accidente. Reflexiona sobre todo, no lamentes nada. Abandona el control. Sé ordinario e imperfecto. Deja que la vida sea su propia respuesta.


Aquí unas cuantas citas de los Ensayos recogidas en este soberbio libro:


"Nuestro ser está cimentado en unas cualidades enfermizas... Quien quiera que eliminase la semilla de esas cualidades de los hombres destruiría las condiciones fundamentales de nuestra vida."


"Ninguna prisión me ha recibido, ni siquiera para una visita. La imaginación hace que su contemplación, aunque sea desde el exterior, me sea desagradable. Estoy tan ansioso de libertad que si alguien me prohibiera el acceso a algún rincón de las Indias, viviría con menos comodidad"

"No temo admitir que mi naturaleza es tan tierna e infantil que no puedo negarle a mi perro el juego que me ofrece o que me pide fuera del momento adecuado"


Sobre Montaigne dijeron:

"¿Cómo sabía todo eso de mí?". Bernard Levin.

"Parece que él es mi propio ser". André Gide

"Hay un 'tú' en el cual se refleja mi 'yo'; aquí es donde toda la distancia se abole". Stefan Zweig.


Para terminar unas inspiradoras palabras de Sarah Bakewell:

"El siglo XXI tiene mucho que ganar del sentido de la vida de Montaigne, y en sus momentos más turbulentos, necesita con desesperación una política montaigneana. Nos resultaría muy útil su sentido de la moderación, su amor a la sociabilidad y la cortesía, su suspensión del juicio y la sutil comprensión de los mecanismos psicológicos implicados en el enfrentamiento y el conflicto. Necesitamos su convicción de que ninguna visión celestial, ni apocalípsis imaginario, ni fantasía perfeccionista puede pesar más que el más diminuto de los yos en el mundo real."



Lo mejor: Un libro maravilloso que incita al lector a sumergirse en la obra de este gigante e impregnarse de su sabiduría, su locura, sus tonterías, sus contradicciones, sus imperfecciones, su filosofía, sus ideas originales, su sentido común y su inmensa humanidad. Si tienes algún interés por la figura de Montaigne y su obra ya estás tardando en leerlo.

Uno no tiene la sensación de encontrar en él a un escritor más, a uno cualquiera, ni siquiera a alguien que te sermonea y se pone en un plano de superioridad, sino a un amigo que se pone a tu lado y mirándote a los ojos te susurra "sé como te sientes, esas tribulaciones por las que pasas y todo eso que estás pensando ya lo viví yo... " y Sarah nos lo presenta de la mejor forma posible ¡chapeau!.

Lo peor: Que tras su lectura ya es inexcusable la tarea de sumergirse en los "Ensayos" en su versión completa... estoy empezando a echar euros a una hucha para comprar la última edición de los mismos, una de lujo que reproduce la de Marie de Gournay... posiblemente la mejor, lo quiero de libro de cabecera ya :-).

El blog personal de Sarah Bakewell: www.sarahbakewell.com

Montaigne en la Wikipedia: Michel Eyquem de Montaigne

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar