domingo, 16 de septiembre de 2012

Cómo cambiar tu vida con Proust

Ficha: Cómo cambiar tu vida con Proust, autor: Alain de Botton, Ediciones B colección Punto de Lectura, 334 páginas, ISBN: 84-663-0187-9

Infructuosamente intenté pedir este libro a su editorial a través de la librería donde últimamente hago mis compras, todo en vano ya que se encuentra descatalogado desde hace años. Afortunadamente para estos casos nos quedan siempre los libros subidos a Internet y las bibliotecas. Precisamente en mi última visita a la Biblioteca Regional me topé con el mismo por casualidad, ni me lo pensé, solamente me he leido un libro del filósofo Alain de Botton, "Las consolaciones de la filosofía", comentado hace unos meses en este blog, el caso es que aquel libro me causó tan grata impresión que decidí que más tarde o más temprano volvería a leer algo suyo.

Cómo cambiar tu vida con Proust es uno de los ensayos más originales que he tenido la oportunidad de leer, el autor ha leido "En busca del tiempo perdido", la magna obra del inmortal escritor francés, y con base a la misma ha escrito un ensayo donde extrae de esa obra literaria enseñanzas para la vida. También ha recabado gran cantidad de información sobre la vida de su autor y ha leido otras obras suyas. 

Ultimamente proliferan trabajos de corte filosófico donde se toman no solamente obras literarias, sino también comics o series de televisión como punto de partida para extraer de los mismos discusiones filosóficas y moralejas... realmente en la filosofía todo vale, todo es bueno, hasta lo más banal, como elemento inicial de reflexión sobre el tema que uno quiera. No obstante me pregunto si este trabajo de Alain no será el primero en su especie. Seguramente no, y otras muchas obras literarias han sido analizadas anteriormente con vistas a extraer de las mismas enseñanzas filosóficas... sin embargo y aun a costa de moverme en arenas movedizas debido a mi ignorancia será complicado encontrar un ensayo escrito con la amenidad, desenfado y frescura con la que Alain nos obsequia en este libro sobre la figura y la obra de Marcel Proust.



No he leido "En busca del tiempo perdido" aunque me he asomado brevemente a sus páginas lo suficiente como para tener una ligera idea... una obra monumental a la que su autor se dedicó en cuerpo y alma durante años y que le creció de forma desmesurada en las manos, algo para nada planeado y que absorbió su tiempo y sus energías como si de un agujero negro se tratase... y que de paso le proporcionó fama internacional incluso en la vida de su autor. No he podido evitar la comparación con Cervantes en este caso ya que El Quijote fue escrito de una forma parecida.

Marcel era un hombre muy poco común, tuvo la gran suerte de nacer en una familia adinerada, su padre era un médico famoso, lo que le proporcionó la fortuna de vivir prácticamente toda su vida de las rentas. Nunca tuvo un trabajo, nunca se licenció en ninguna carrera, poseía una mala salud crónica, acrecentada por su carácter hipocondríaco, tampoco era un derroche de energías y él mismo reconocía ser un vago redomado... de hecho escribió la mayor parte de su obra en su cama de la que no se levantaba hasta muy tarde. Un asma crónica le impedía disfrutar de la primavera, andaba durante todo el año enfundado en varias capas de ropa, sufrió toda su vida molestias gastrointestinales, tenía que mandar lavar sus ropas a una lavandería específica de París, la única donde trataban los tejidos con un jabón que no le produjera alergia... vivió una vida de permanente reclusión y sufrimiento, aunque sabía disfrutar de la misma cuando tenía ocasión y frecuentó mientras pudo lujosos restaurantes y asistió a numerosas fiestas, por no hablar de las que él mismo daba en su casa cuando su salud se lo permitía. Fué un hombre apasionado por la literatura y el arte y también un gran cultivador de sus amistades y un gran amigo de sus amigos... Alain nombra hasta tres libros escritos por amigos tras su prematura muerte en su memoria.

El libro está dividido en varios capítulos que se centran cada uno en un aspecto diferente del arte de vivir la vida y toman en la obra y la vida de Proust su inspiración.

En ellos se hace hincapié en la finitud de la vida y la importancia de tener constancia permanente de su brevedad para afrontar todas las empresas que uno desea, sabiendo que su retraso en la confianza de que quizás más adelante se realicen suele constituir de hecho un auto-engaño. Se habla de otra forma de ver la literatura y los tipos humanos que en ella se describen, hay que romper esa distancia entre el lector y los personajes de ficción buscando similitudes entre estos y el mundo real... con lo cual la obra cobra un nuevo significado, único para cada lector.

Se anima a tomarse tiempo, a no tener prisa... "En busca del tiempo perdido" es un ejemplo perfecto de ello, en esa obra algunas escenas que podrían resumirse en una frase se alargan durante páginas y páginas. El autor invita al lector a tomarse su tiempo, a recrearse en una escena y en todos sus detalles... el "cuando" pasa a un segundo plano y deja su espacio al "como". Hay otro capítulo dedicado al tema del sufrimiento, poniendo el ejemplo del autor, y en como transformar el mismo en conocimiento. El capítulo dedicado a la expresión de las emociones constituye toda una declaración de intenciones sobre el arte de escribir y como hay que eludir las frases hechas y tratar de ser original aun a riesgo de resultar, o parecer, estilísticamente incorrecto. 

Especialmente lúcido y sincero me ha parecido el capítulo dedicado a la amistad y como hay que tratar el tema de la sinceridad en las relaciones con los amigos y como hay que volcarse, tal y como Proust hacía, en el mundo del amigo más que en el propio, preguntar más que comunicar ideas, y sobre todo nunca escoger los amigos por su clase social o supuesta inteligencia sino por sus cualidades humanas, importando bien poco si se está o no de acuerdo con sus ideas o si se les reconoce o no igualdad en el plano intelectual... aunque pueda sonar a hipocresía Alain razona exhaustivamente cada uno de los puntos tomando como referencia la vida de Proust.

Excelente también me ha parecido el capítulo dedicado a la visión atenta del mundo y como hasta los objetos más cotidianos y humildes poseen su belleza, belleza que se revela ante una mirada atenta pues es esta la que les otorga esa cualidad. Marcel conocía muy bien este hecho y en su obra no hay una jerarquía de objetos donde coincidan la belleza formal con la importancia que guardan en la narración... de nuevo a través de su obra se nos invita a mirar el mundo con otros ojos.

El capitulo dedicado al amor en las relaciones humanas también es interesante y responde a la pregunta tantas veces formulada, aunque de simple respuestea, de el porqué de su efímera existencia y fragilidad en cuando una relación se vuelve estable. El libro termina con una visión crítica de la literatura y los libros en general, de sus beneficios y como cambian nuestro mundo pero también del peligro de darles más importancia de la que tienen y endiosar y mitificar su contenido... en el fondo la peor de las traiciones que podemos llevar a cabo contra sus autores.


Lo mejor:  Un ensayo lúcido y ameno, Alain ha vuelto a atraparme con su estilo original y chispeante donde no hay cabida para el aburrimiento y que me ha hecho leerme su libro de un tirón. Una completa gozada, de lectura inexcusable (si se puede conseguir) para todo el que desee acercarse a la obra de Marcel Proust.

Lo peor: Que una obra amena, interesante y modélica en su concepción y ejecución como esta esté ya descatalogada abundando como abundan tantos libros mediocres, este autor merece una atención mucho mayor tanto de editores como de lectores. No es su propósito el motivar al lector a leer "En busca del tiempo perdido"... y de hecho no lo hace en mi opinión.






No hay comentarios:

Publicar un comentario