sábado, 25 de mayo de 2013

La vida bajo escrutinio


Ficha: "La vida bajo escrutinio", Antonio Diéguez Lucena, Biblioteca Buridán, 350 páginas, ISBN: 978 841 5216988

Antonio Diéguez, Catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Málaga, nos ofrece esta obra introductoria a la filosofía de la biología, un tema donde apenas hay casi nada publicado en castellano. El propósito del libro, tal y como explica el autor en el prólogo del mismo, consiste en ofrecer un material introductorio a todos aquellos estudiantes de biología y filosofía de la ciencia y también para el público curioso en general. 

La filosofía de la ciencia no es en absoluto una disciplina nueva, sin embargo durante muchos años ha estado centrada en las ramas de la física y la química, las llamadas ciencias físicas, mientras que ha ignorado o más bien englobando a la biología, algo que ya no tiene sentido alguno puesto que la biología posee unas particularidades propias muy diferentes de las demás ramas de la ciencia, no solamente en el objeto de su estudio sino también en su metodología.

Ni que decir tiene que la biología está de moda, sus grandes temas ofrecen un atractivo para el gran público mayores incluso que los de la física, asuntos como la genética y su influencia en el comportamiento humano, la definición de vida y su búsqueda en otros mundos, las leyes de la evolución y su compatibilidad con la creencia en una finalidad de la existencia humana, asuntos relativos a la investigación como la clonación, la experimentación con células madre y todos sus derivados éticos etc etc. 

El libro de Antonio Diéguez, aunque permanece en todo momento en un plano académico sobre la enseñanza de la filosofía de la ciencia en su particularidad biológica, no puede menos que hacerse eco de una parte de esas cuestiones, para un servidor demasiado pequeña, que de vez en cuando sitúan a la biología en el centro de la atención mediática. Aclaro ya desde el principio que esta no es una obra de divulgación científica al uso destinada fundamentalmente al gran público, aunque pueda interesar a este tal y como ha sido en mi caso. Es una obra destinada a servir de guía introductoria a los estudiantes de filosofía de la biología. Eso hace que el tono de la misma por un lado sea marcadamente didáctico, seco y conciso más bien, y que huya de las típicas historias paralelas y efectismos propios de muchas obras de divulgación, aquí no hay "ganchos" de ningún tipo, no hay trucos ni historias paralelas, ni apuntes autobiográficos ni nada por el estilo. Es prácticamente, salvo en las conclusiones de los diferentes capítulos, un libro de texto puro y duro, Diéguez nos lleva de la mano durante el recorrido por la biología y sus implicaciones filosóficas, siempre relacionadas con la filosofía de la ciencia, con las distintas teorías sobre la definición de la vida, la teoría de la evolución y la impresionante riqueza de sus implicaciones así como las críticas a la misma desde el punto de vista científico, filosófico y religioso, esta es sin duda la parte más amena del libro y posiblemente también la más interesante para un profano en la materia como yo.

El libro desgrana capítulo a capítulo los temas más importantes de la filosofía de la biología, por ejemplo la definición, o más bien diferentes versiones, de lo que significa la vida biológica con toda su problemática y las diferentes versiones de los distintos autores junto con las polémicas entre los mismos. Lo mismo hará con la teoría de la evolución por selección natural, seguramente el capítulo más importante del libro, así como los capítulos auxiliares al mismo donde se exponen las críticas a la teoría desde la filosofía de la ciencia, que no tienen desperdicio, y desde la religión. Todo un "tema estrella" que el libro abordará de una forma seria y rigurosa con gran profusión de citas y referencias a la obra de los autores protagonistas.

Temas aparentemente menores como la existencia, o inexistencia, de leyes en biología, las explicaciones funcionales, el análisis reduccionista, el concepto de especie y las unidades de selección también relacionados con la teoría de la evolución darwiniana y por supuesto la genética y finalmente la evolución y la naturaleza humana constituyen la otra mitad del libro. Al igual que en el resto el autor trata de condensar la información y mostrarnos un abanico lo más ámplio posible del estado actual de la filosofía de la biología. 

"Los biólogos suelen utilizar en sus explicaciones modelos que no constan de ley alguna. En la mayor parte de los casos lo que hacen dichos modelos es detallar el funcionamiento de un mecanismo o de un proceso biológico mostrando la interrelación de sus elementos, como sucede en el modelo de bicapa lipídica de la membrana celular, o en el modelo quimiosmótico de fosforilación oxidativa de Peter Mitchell, o en el modelo de Rice y Salt de la especiación simpátrida, o en el modelo de equilibrio de McArthur y Wilson para la biogeografía insular. Todos estos modelos son explicativos pero ni contienen ni constituyen en sí mismos leyes biológicas. El modo en que explican -eso sí es necesario reconocerlo- es en buena medida un terreno que debe ser explorado aún por la filosofía de la ciencia"

En definitiva un trabajo muy serio y riguroso, aunque en modo alguno exhaustivo, sobre esta rama aún jóven de la filosofía de la ciencia que estoy seguro que hará las delicias de los aficionados al tema y que muestra muy bien a los neófitos la impresionante riqueza de la biología y de lo mucho, muchísimo, que queda por saber en este apasionante campo.


Lo mejor: Todo un paseo de lujo por la biología y la filosofía de la ciencia asociada a la misma. El libro es una introducción perfecta al tema e incluye tal profusión de datos y bibliografía que constituye una excelente guía de estudio para el mismo. Muy buena la idea de incluir un glosario de términos científicos, que se queda un poco escaso... aunque reconozco que lo he leído muy por encima ya que mi interés con este libro no era aprender biología ni tecnicismos de ningún tipo, aunque sea inevitable. En definitiva un muy buen trabajo, bien estructurado, escrito con gran claridad y donde el autor cede completamente el protagonismo al interés de los temas que aborda, apasionantes para cualquier estudioso, y aficionado, a la biología y la ciencia en general.


Lo peor: No estamos ante el típico libro de divulgación para el gran público, algunos apartados pecan de exceso de términos técnicos y de aridez, hay temas que han quedado demasiado esbozados. Me ha decepcionado también ver su excesiva centralización en las particularidades de la filosofía de la ciencia, aunque en sus peculiaridades biológicas, y no ver más espacio dedicado a la relación entre los descubrimientos en el campo de la biología y su relación con la filosofía "general"; vamos como afectan los descubrimientos en esta área a las concepciones filosóficas del ser humano, de la vida y similares... aunque era algo que desde luego caía fuera de las pretensiones del libro. Es un compendio pues de biología y su relación con la filosofía de la ciencia, campos que poseen ya por sí mismos un gran interés, quien busque algo más debe ya de buscarlo en otra parte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario