jueves, 23 de diciembre de 2010

Invisible

Ficha: "Invisible", autor Paul Auster, editorial Anagrama, 288 páginas, ISBN: 978 8433975225.

De nuevo otra obra del famoso escritor norteamericano, premio Principe de Asturias de las letras en 2.006, tras la decepción que supuso para mí la lectura de "La noche del oráculo" (2004) una de sus peores novelas volví a reconciliarme con su obra tras la lectura de la hermosa "Brooklyn Follies" (2006), he tardado bastante en volver a a acercarme a otro libro suyo seguramente para evitar sentirme decepcionado, ultimamente escribe bastante y publica una novela al año lo que no considero un mérito si la calidad está por debajo de lo esperado en un escritor de su categoría.

Esta que comento aquí fué publicada en 2.009, se trata por lo tanto de su penúltima novela, y si me decidí a leerla es debido a las excelentes críticas sobre la misma, de modo que me dije que en esta ocasión el genio no me defraudaría y que valía la pena correr el riesgo.

Acabo de leerla y solo puedo decir que es de lo mejor que ha escrito este hombre, casi a la altura las incomparables "Leviatán", "El palacio de la luna" o "El libro de las ilusiones"... de nuevo tenemos al Auster virtuoso de la narración junto con la complejidad y los experimentos narrativos de sus obras más recientes sin que ningún momento llegue a atosigar o a confundir al lector. Una historia redonda de principio a fin donde juega tal y como ultimamente tiene por costumbre con los límites de la realidad y la ficción e invita al lector a implicarse en la misma de tal modo que uno queda atrapado por la trama del argumento y no puede más que leer y seguir leyendo para ver en que concluye todo... el final es redondo y no deja al lector con ganas de saber más, algo que se agradece.

Año 1.967 Adam Walker un estudiante de literatura de la universidad de Columbia conoce en una fiesta al sofisticado profesor francés Rudolf Born y a la enigmática Margot, Adam es un chico inteligente pero con una mentalidad excesivamente acomodada que cree tener el futuro ya trazado y las ideas claras... sin embargo a partir de ese momento su vida da un giro de 180 grados y se verá desbordado por los acontecimientos y también por las pasiones que entran en su vida de forma arrolladora.

No puedo decir más sin destripar el argumento debido a la simplicidad del mismo, lo que más me maravilla de esta excelente novela, otra más en el haber de Paul, es la habilidad para contar una historia y la aparente facilidad con la que su autor consigue captar la atención del lector en los más nimios detalles. Aparte de eso tengo que señalar la complejidad y riqueza de los personajes, las tribulaciones y pensamientos del protagonista y su evolución durante la misma, los experimentos con la narración... a veces en primera persona otras en tercera, el juego con los tabúes y la moralidad contradictoria del personaje principal por ejemplo, un paladín de la justicia por un lado dispuesto a todo para tranquilizar su conciencia y por otra parte su incapacidad de pensar en las consecuencias de sus actos por aquello de que para "hacer una tortilla hay que cascar los huevos"... se nos muestran los hechos pero sin moralinas de ningula clase, los personajes actúan a su libre albedrío y en ningún momento el narrador hace de juez dejando que sean los propios lectores los que saquen sus conclusiones.

Destaco así mismo el inteligente y directo tratamiento del sexo que sin caer en excesos pero tampoco pecar de mojigato se nos muestra en su más cruda realidad porque aunque "Invisible" no es una novela erótica ni mucho menos, el sexo con su corriente de energía y como expresión de la comunicación humana en otro nivel está más que presente, sin contemplaciones y abordando algún que otro tema escabroso como el adulterio y el incesto tratado aquí de forma magistral. Se agradece que un escritor de la talla de Paul Auster mundialmente conocido se atreva a escribir sobre algo así con ese descarnado realismo y a la vez con tal dosis de ternura.

También está presente el sentimiento de la fugacidad de la vida y el vacío que deja un ser querido, ello se muestra también en toda su crudeza en la forma que los hermanos Adam y Gwayn rememoran cada año la pérdida de su hermano pequeño... amor, sexo... muerte, grandes cuestiones sobre las que nunca dejarán de escribirse novelas mientras exista la literatura. Invisible es en lo que se convierte el escritor cuando habla en primera persona, invisible es alguien que ya no está entre los vivos pero cuya huella sigue presente, invisible es un tributo a esa parte de la vida de cada persona que queda oculta a los demás, ser invisible es nuestro destino... gracias Paul por esta historia.


Lo mejor: Una trama simple y a la vez compleja con numerosos nudos y desenlaces a lo largo de la obra, sencilla de leer y con el suficiente magnetismo como para mantenerte pegado a sus páginas de principio a fin sin que en ningún momento decaiga el interés. El juego entre realidad y ficción con diferentes narradores que forman un "collage" que en ningún momento resulta confuso y que contribuye a dar más vida a la historia. En definitiva un soberbio ejemplo de lo que es escribir un buen libro, con una historia banal, donde apenas ocurre gran cosa, pero contada de una forma tan magistral que uno solo puede dejarse arrastrar ¡chapeau!.

Lo peor: A pesar de sus casi trescientas páginas se termina muy pronto y termina sabiendo a poco.



martes, 21 de diciembre de 2010

Crónica de una muerte anunciada.

Dedicado a Rosa.

Ficha: "Crónica de una muerte anunciada", autor Gabriel García Márquez, versión descargada de Internet, 50 páginas.

Ya comenté hace meses en este blog que una de mis principales carencias, aunque no la única, como lector es mi notoria ausencia de suficientes buenas novelas escritas originalmente en castellano, son pocos los autores de lengua hispana que me han llamado la atención lo suficiente como para leerles. De ellos Gabriel García Márquez es casi una excepción, y digo casi porque ya tuve la ocasión de leer, y apreciar, su obra magna "Cien años de soledad" y eso fué todo... ya en mis tiempos de estudiante de instituto me encontré con esta breve novela aquí reseñada, elegida por unos compañeros para hacer de la misma un comentario de texto... y han tenido que pasar la friolera de veintiocho años para que por fin tuviese la ocasión de leerla.

La misma fué elegida hace poco por el club de lectura Macondo de Alhama de Murcia y aunque no tuve ocasión de acudir a la reunión por ser incompatible con otros intereses, a veces tengo que optar o bien por el libro o bien por la mochila, no quise privarme de la ocasión de leerla debido a su reducida dimensión pues sabía que la terminaría pronto, para mí sus 50 páginas tienen la misma extensión que la primera embestida a un libro que me guste, es lo que suelo leer de un tirón antes de irme a dormir, y así ha sido.

La historia es de sobra conocida y no creo que a nadie le destripe, perdón por la referencia macabra los que conocen esta novela sabrán de que hablo, el argumento ya que el mismo autor lo planta al comienzo de la misma para que nadie se lleve a engaños y quede claro lo que va a suceder... en un pueblo costero de la Colombia de comienzos del siglo XX Santiago Nasar un jóven de 21 años es asesinado, mucho tiempo después el narrador, cuyo nombre se desconoce, reconstruye los hechos de forma minuciosa detallando las circunstancias de su muerte en forma de una crónica casi policíaca donde se nos van presentando las diferentes partes de un puzzle que poco a poco van encajando.

¿Tiene interés una novela donde desde el comienzo se nos niega todo suspense por ver como terminará el asunto?, rotundamente si, sabemos la conclusión mas no las circunstancias que llevan a dos pacíficos vecinos del pueblo, los hermanos gemelos Pablo y Pedro, a perpetrar un crimen terrible y violento del que el autor no nos ahorra detalles macabros. La historia es un mero hilo conductor de un retrato ejemplar de una pequeña sociedad rural donde todo el mundo se conoce y se muestran infinidad de historias paralelas abundando los elementos costumbristas con otros imaginativos. Gabriel consigue enganchar al lector desde la primera página y hacerle sentirse partícipe de un sentimiento fatalista... el protagonista va a morir de forma trágica, todo el pueblo lo termina sabiendo menos él, y todos aquellos que podían alertarle y ayudarle no lo consiguen por una interminable cadena de fatalidades y mala suerte. En efecto toda la mala suerte del mundo se ceba en una víctima, seguramente inocente, en su familia y amigos e incluso también en sus verdugos, García Márquez siente compasión por ese par de desdichados atrapados por las circunstancias a los que una mal entendida ley del honor mueve a cometer un crímen que les repugna.

Asistimos con precisión de relojería a cada uno de los pasos que la víctima da en aquel fatídico lunes de febrero, hora a hora, los movimientos de sus amigos, de la gente que se entera del plan de asesinato que los improvisados y desastrosos verdugos no dejan de anunciar, como para intentar desesperádamente que tal plan fracase, asistimos a la vida y tribulaciones de los habitantes de un pueblo que terminan participando o bien por negligencia o por exceso de confianza o por mala suerte en el trágico desenlace siendo tan culpables como los que esgrimen los cuchillos... hasta el último portazo que le niega refugio a Santiago es fruto de una desdichada casualidad. Durante toda la narración uno no deja de sentir el agobio del paso del tiempo conforme este se dirige al terrible final... soberbio el último momento de la novela que culmina con el último aliento de la víctima, así de golpe, igual que su vida.

Aquellos que hayan leido a García Márquez reconocerán los elementos de su narrativa presentes en otras obras, esa desbordante imaginación, el rico vocabulario y esa capacidad de atrapar con su magia cualquier situación cotidiana y convertirla en lo más interesante. Merecidísimo el Nóbel de 1.982 que le fué otorgado.


Lo mejor: Un clásico imperecedero por el que no pasa el tiempo, la originalidad y la riqueza de una narración contada de forma poco habitual que demuestra que no hay porque seguir un orden cronológico ni tentar al lector con promesas de una conclusión final para tenerle atrapado en la lectura. Y una reflexión quizás de lo inevitablemente trágico de la existencia humana, cuando tiene que llegar nuestra hora llega de todos modos sin que nada ni nadie pueda impedirlo.

Lo peor: El haber tardado tantos años en leerla.




jueves, 16 de diciembre de 2010

Nuestra hora en el escenario.

Ficha: "Nuestra hora en el escenario", Richard Vaughan, editorial Libros Libres, 281 páginas, ISBN: 978 84 92654 468.

Resulta una tremenda casualidad que los dos primeros libros comentados en este blog hace ya casi dos años pertenezcan a los mismos autores de los dos últimos que acabo de leer y que en total sumen el centenar de libros comentados en este tiempo aquí, desde el comienzo me marqué el objetivo de alcanzar el centenar de comentarios sobre libros y aunque no pude alcanzarlo el primer año he aquí que lo consigo justo ahora con estos dos libros de los mismos autores, Richard Vaughan y Carlos Burgos.

Dos libros además pertenecientes a ese tremendo cajón de sastre denominado "autoayuda" encaminados a motivar y a echar una mano al lector con los temas más diversos. El primer libro de Richard se centraba en el tema que mejor domina, su trabajo desde hace casi cuatro décadas, la enseñanza del idioma inglés. En este caso se centra en mostrarnos su filosofía particular sobre la vida y la consecución de la felicidad y el éxito, objetivos ambos que admite desde el principio haber conseguido.

Mi profe.
Desde septiembre de 2.007 Richard Vaughan es para mí alguien que ocupa un espacio en mi vida pues es el principal autor del curso de inglés que fue publicado por el periódico El Mundo desde septiembre de ese año hasta junio de 2.008. Curso que con más o menos dedicación vengo siguiendo desde entonces y al que debo casi todo de lo poco que conozco el idioma de la "pérfida Albión", no puedo ya contar las horas que he escuchado sus clases en los vídeos que lo acompañan y otros materiales de aprendizaje de los que es autor y que su empresa Vaughan Systems comercializa principalmente a través de Internet. Su imágen, su voz y sus discursos, clases y sermones en inglés y español me son de sobra bien conocidos. Desde la implantación de la televisión digital es posible escuchar su emisora de radio en todo el territorio nacional, en la misma desde hace ya bastante tiempo emiten programas dedicados al aprendizaje del inglés de forma completamente desinteresada, salvo por la publicidad de sus productos claro.

Su vida.
Richard es un tipo de lo más peculiar, es de esas personas únicas e irrepetibles que dificilmente pueden dejar a nadie indiferente. Con 22 años vino de su Texas natal y se plantó en nuestro país para trabajar como profesor de inglés y aquí se quedó, fundó su propia academia que fue creciendo hasta convertirse en la más importante y prestigiosa del país con más de 400 profesores actualmente a su cargo, se casó con una española, la que era entonces su secretaria y echó raices definitivamente en España donde ha vivido la mayor parte de su vida, aunque siempre sin desligarse de sus orígenes culturales norteamericanos, su nación y su cultura están siempre muy presente en sus clases y enseñanzas, no ha hecho una escepción en este libro a pesar de no estar orientado al tema del aprendizaje de la lengua inglesa como el anterior.

Su personalidad.
Richard posee una vitalidad arrolladora y padece un optimismo incurable, a pesar de ser un empresario de éxito desde hace bastantes años se levanta cada día entre semana antes de las seis de la mañana para estar a tiempo en el programa de radio que protagoniza... ocupación por la que no recibe nada a cambio, salvo eso sí, un enorme impacto publicitario. Enamorado perdídamente de su trabajo ha hecho del mismo la pasión de su vida, es una verdadera gozada escucharle, tanto en castellano como en inglés, cuando de forma magistral conduce sus clases en momentos de inspiración, se nota las miles de horas que lleva hablando delante de sus alumnos, muchos de ellos futuros altos directivos de empresas españolas, en la radio y recientemente en la televisión. Su anterior libro fue elegido por mí con toda la idea del mundo para darle el pistoletazo de salida a este blog, me pareció que era de lejos la mejor opción para comenzar con buen pie.


Bueno ¿y el libro que?.
Pues de lo mejorcito que he leido este año, Richard es un gran conocedor de nuestra lengua y un lector empedernido desde hace muchos años a los clásicos de la literatura, tanto en su lengua como en la nuestra, y se nota en la riqueza de vocabulario que maneja y en el dominio del lenguaje... que habrá llevado su libro a un corrector español no me cabe duda, pero tampoco me cabe duda de que no les habrá dado tanto trabajo como cabría de esperar en alguien que escribe en una lengua que no es la propia. A diferencia de otros autores de libros de "autoayuda" Richad habla desde una posición privilegiada, su voz es la voz de la experiencia. En el libro nos insiste machaconamente una y otra vez con la misma terca insistencia que pone en corregir nuestros errores en inglés en que solo la correcta actitud y el esfuerzo proporcionan la clave para el éxito y la felicidad en la vida.

Richard se confiesa feliz, y además es una persona que ha cosechado el éxito en cada cosa que se ha propuesto en la vida, tanto en su carrera académica, en las competiciones deportivas en su época de estudiante, en sus ocupaciones laborales, en su vida personal y familiar y por supuesto en su actividad principal como profesor y empresario. Posee una confianza enorme en sí mismo y en sus posibilidades conjugada, cosa rara, con una notable dosis de humildad... no se hasta que punto puede alguien que se pasa tantas páginas de un libro hablando sobre sí mismo evitar resultar cargante u odioso, pero lo cierto es que Richard me cae bien y en vista de los resultados que ha cosechado en su vida a base de entusiasmo, esfuerzo y fe en sí mismo es dificil rebatir los argumentos de este gringo loco de remate, que tanto ha hecho y sigue haciendo cada día porque los españoles no solo aprendamos su idioma sino que nos entusiasmemos con ello, bien haríamos en aplicarnos el cuento y mostrar siquiera una porción del entusiasmo que él ha puesto en conocer nuestra lengua y nuestra cultura.

No se ahorran críticas en el libro hacia nuestro país y la forma de ser habitual de los españoles, estoy de acuerdo con Richard, este país debería llamarse "cenizolandia", la tierra del pesimismo, el cinismo, la pereza y la envidia... aquellos que desde fuera nos observan poseen una visión más objetiva y privilegiada, una visión gracias a haber nacido en otra cultura que los españolitos no poseemos. Y el cuadro no es ciertamente alentador, a pesar de ello Richard insiste una y otra vez en que este es un país con una gran potencialidad capaz de conseguir cualquier cosa... siempre que nosotros creamos en nosotros mismos, si no pensara así no se hubiera molestado en escribir este libro... algo bueno por lo tanto debemos tener los habitantes de nuestra querida "piel de toro", quizás seamos unos necios por menospreciarnos constantemente a nosotros mismos, mas no unos necios sin remedio.

En esta obra Richard entona todo un canto al disfrute de la vida a través del amor al trabajo, a la persecución de nuestros sueños, a la honestidad y la lealtad hacia uno mismo. Nos anima a ser egoistas, profúndamente egoistas mirando primero por nuestro interés, sin caer en la insolidaridad, y así desde una base firme entregarnos a los demás. Quizás peque demasiado de materialista, quizás se pase tres pueblos al mostrarnos el éxito en la vida como único camino sin definir demasiado que es este ¿que va antes el éxito o la felicidad? ¿que es más importante? ¿son lo mismo?... no se trata de llegar al nº 1 ya que en toda carrera solo puede haber un ganador, se trata simplemente de dar el 100% de nosotros mismos en lo que hagamos independientemente del resultado. Y Richard nos insiste una y otra vez en que si nos entregamos por completo a un objetivo, a la persecución de un sueño, el resultado nunca será mediocre y la felicidad estará siempre aguardándonos a la vuelta de la esquina.

Excelentes las críticas al sistema educativo y la familia, me guardo para mí las que dedica a las filosofías orientales, buena colección de citas y excelente la recopilación de refranes, magnífica su visión del panorama mundial que aunque en mi opinión peca de excesivo optimismo resulta reconfortante de escuchar entre tanto pájaro de mal aguero que ronda en los medios de comunicación... muchos puntos sobresalientes en definitiva en un libro que rezuma del optimismo y amor por la vida de su autor y que constituye todo un "chute" de optimismo tan necesario en estos tiempos que nos ha tocado vivir con esta maldita crisis que amenaza con disolver los cimientos de un estado de cosas que tanto tiempo ha costado edificar y que tanto daño está haciendo a tanta gente.


Lo mejor: Un mensaje apasionadamente optimista que nos incita a hacernos con el control de nuestra existencia y dar lo mejor de nosotros mismos en esta breve "hora en el escenario" en que se representa nuestra vida, nuestra única y verdadera obra de arte.

Lo peor: ¿Que desayunas por las mañanas Richard? ¿que bebes? ... se te olvidó darnos la receta. A la vez que el libro puede conseguir motivar y arrastrar de forma positiva al lector a un cambio de actitud ante la vida también muestra con precisión de cirujano las carencias personales y del entorno que dificilmente cambiarán ya, lo cual puede resultar deprimente... justo lo contrario de lo que su autor pretende.

Es fácil pensar que a ojos de este buen señor que se usa a sí mismo como unidad de medida el 99% no ya de los españoles sino de la humanidad entera debemos de ser unos negados y unos fracasados... creo que hay más baremos para medir la felicidad y el éxito en la vida y el hecho de que él los haya encontrado en su labor profesional coronada por el éxito no significa que sea la única forma, es verdad que su ejemplo está muy bien principalmente porque él es una persona que sabe disfrutar la vida, sea trabajando o no, pero creo que hay más opciones.




domingo, 12 de diciembre de 2010

¿Sabes por qué te han dejado?


Ficha: "¿Sabes por qué te han dejado?", autor Carlos Burgos Sanz, 198 páginas. Disponible gratuitamente en la web de su autor www.empareja2.es en formato pdf. , también se puede comprar físicamente a través de la misma página.


Abandono momentáneamente mis lecturas centradas en el mundo de las 64 casillas para reseñar aquí una obra que continúa con el mensaje y filosofía de su predecesora, "Como dejar de ser un single", que tuve la ocasión de comentar en el inicio de este blog allá por enero de 2.009.

Carlos tuvo la amabilidad de avisarme de su publicación por si quería echarle un vistazo y leerlo, naturalmente era una invitación que dificilmente podía rechazar y ayer mismo lo bajé de la red, lo cargué en mi lector de libros electrónicos y leí en unas pocas horas... soy un lector rápido cuando tengo entre manos un tema que me interesa y que además está bien escrito.

Este libro participa de la misma filosofía de la anterior obra mencionada aunque con un enfoque bastante diferente, si el anterior se centraba básicamente en las relaciones de pareja mostrando múltiples historias provenientes de la web del autor en este caso estamos ante una obra de marcado contenido filosófico donde el protagonista es el individuo y su relación con el mundo , y como esa visión y esa forma de actuar en el mismo afecta a las relaciones con los demás. La comparación con la anterior obra es de todas formas inevitable ¿mejor o peor?... simplemente diferente en su concepción aunque sus conclusiones sean parecidas. La otra quizás fuese una obra más entretenida pero también era más dispersa y contenía mucho material que podía ser fácilmente eliminado sin que afectase al conjunto, en este caso nos encontramos ante un libro mucho mejor construido al que sobra muy poco "la perfección no se alcanza cuando no es posible añadir nada más sino cuando no es posible quitar nada" creo que dijo Antoine de Saint-Exupéry.

No hay por lo tanto esa colección de historias personales de gente que busca consejo y cuenta sus experiencias aunque, se han añadido vivencias propias del mismo autor y de las enseñanzas que a partir de las mismas ha sacado. De hecho de los ocho capítulos del libro solo en dos cobra protagonismo las relaciones de pareja, estando el resto centrados en la autorrealización del individuo. A los lectores habituales de literatura de autoayuda les sonarán muchos temas tales como la conexión entre los pensamientos y nuestra construcción de la realidad, lo necesario de vivir plénamente el presente y la necesidad de ser fieles a nosotros mismos sin interferencias de condicionamientos impuestos por nuestro entorno... etc, estas explicaciones filosófico-espirituales gustarán más o menos a según que tipo de lectores. En mi caso como aficionado a este tipo de lecturas me han parecido acertadas e inspiradoras, justo lo que seguramente el libro pretende, aunque me cuesta imaginar a un lector poco habituado a estos temas disfrutando con su lectura.

Seguramente la principal virtud del libro es la claridad y contundencia de su mensaje, donde sin andarse por las ramas ni marearnos con mil historias reales o no se nos insta a cambiar el "chip" y ser conscientes de que con un cambio en nuestra actitud podemos en verdad cambiar nuestra vida. Dentro de toda esta exposición filosófica sobre el individuo y su actitud frente al mundo me llamó particularmente la atención el asunto de la "polaridad" tal y como la llama el autor, el hecho de que de la impresión de que uno atrae justo lo contrario de lo que persigue en un primer momento... como aficionado al ajedrez soy consciente de la cantidad enorme de errores que hay que cometer y de los que aprender, y del grán número de derrotas que hay que superar para llegar a jugar bien, en la vida y las relaciones pasa lo mismo y da la sensación muchas veces de que uno consigue o atrae justo lo contrario de lo que persigue... el buscar una "media naranja" solo ocasiona de entrada encontrarse una y otra vez con "medios limones", pero como bien dijo alguien "justo cuando más fría y oscura está la noche es cuando llega el amanecer" seguramente la clave consista en perseverar y no dejarse llevar por el desánimo.

Nada nuevo pues en esta filosofía de la vida que recoge temas habituales del misticismo y espiritualidad oriental ¿pero acaso importa?, este libro consigue extraer la esencia del anterior, sobre la importancia de ser uno mismo y constituirse en un ser más completo y equilibrado para a partir de ahí pensar en construir una relación sentimental satisfactoria, estando ausente en esta ocasión cualquier material sobrante o que tampoco aporte nada al mensaje principal convertirtiéndose en un texto sencillo y coherente escrito para ser leido una y otra vez. No es un libro para leer y dejar olvidado en la estantería criando polvo, como muchas buenas obras de esta temática ganan bastante con nuevas lecturas, sobre todo cuando uno deja pasar un tiempo y luego vuelve a confrontar lo leido con la experiencia de su propia vida.

Si su autor está en lo cierto el problema de las relaciones de pareja estriba principalmente en un enfoque erróneo que existe desde el principio, habitualmente buscamos pareja para que esta relación nos aporte algo que nos falta en la vida y para cubrir una carencia afectiva... craso error, según el libro uno debe buscar una relación para amar, no para ser amado, no para recibir sino para dar. Es la única forma de edificar sobre terreno sólido y evitar que nos pase como a aquel ciego que guiaba a otro... terminando ambos caidos en el socavón del camino.

Y el libro aquí lo deja claro, es imposible amar sin sentir amor a uno mismo, por ahí empieza todo... y no se trata de un amor a sí mismo instalado en el egoismo o egocentrismo, como tampoco en un abandono de sí para darse a los demás descuidando nuestras propias necesidades. Es un tema complejo donde no valen recetas. El libro señala además, y siempre con uno mismo como protagonista, la forma correcta y menos dolorosa para superar una ruptura... así como se señalan los errores en los que hay que evitar caer. Algo que ya hacía en el libro anterior, en este apartado concreto existe mucho material común con aquel, eso sí, reelaborado y presentado de una forma más sencilla. Carlos también nos hace partícipes de algunas experiencias propias y ejemplos sacados de su vida, algo que es de agradecer.

Lo mejor: Sencillo y ameno de leer, un potente y optimista mensaje vital que nos invita a ser nosotros mismos, a buscar la felicidad en todo aquello que nos llena y nos gusta, a sentirnos bien en nuestra piel y no obsesionarnos con la búsqueda en el otro de aquello que ya deberíamos tener, y ahí está la clave del éxito de la seducción y el éxito en las relaciones personales. aunque no sea este el tema central de esta obra por mucho que su título parezca indicar lo contrario. Es de agradecer el detalle de su autor de ponerlo a disposición de sus lectores de forma gratuita via Internet o de facilitar diréctamente su adquisición a través de la red. Espero que el experimento tenga éxito y su difusión y publicidad por esta vía compense con creces el hecho de no haber sido publicado de forma tradicional.

Lo peor: El que que el camino "incorrecto" y los errores que no hay que seguir queden bastante claros no nos da la pista para como actuar o que hacer... y que sea ahí donde la experiencia de la vida la que tiene que dictar sentencia, a veces de forma dolorosa. Un juicio demasiado severo del uso de la red para buscar pareja... hay situaciones y circunstancias "atenuantes" que creo que el autor no ha tenido en cuenta. El que el mercado esté saturadísimo de obras semejantes a esta que nos prometen un cambio radical en nuestra vida en función de nuestro cambio de actitud... una verdad como un templo, cierto, y donde a pesar de la calidad de esta obra le será dificil llamar la atención con estanterías repletas del mismo tema.








lunes, 6 de diciembre de 2010

Expediciones al mundo del ajedrez


Ficha: Expediciones al mundo del ajedrez, autor Christian Hesse, editorial Chessy, 433 páginas, ISBN: 978-84-937645-1-7

"El ajedrez es una bella amante con la que uno vuelve una y otra vez sin importar las veces que sea rechazado". Bent Larsen.

La de arriba es una de mis citas favoritas sobre el ajedrez, pronunciada por el recientemente fallecido gran maestro danés... y totalmente cierta, he de añadir además que es una amante celosa que te fuerza a dedicarte a ella por completo, si es que quieres conseguir algo claro.

No se cuantas veces he abandonado el juego del ajedrez en estos últimos veinte años, lo mismo juego más de mil partidas rápidas en unos meses, adquiero una docena, o seguramente dos, de libros sobre el juego que paso meses sin hacer una jugada ni leer nada sobre el tema. Lo del ajedrez y yo es una relación cuasi enfermiza de amor-odio, somos como esas parejas que ni pueden vivir el uno sin el otro ni tampoco dejar de discutir cuando están juntos.

El ajedrez me compensa con múltiples momentos de distracción y con sensaciones muy gratas y a la vez me castiga mostrándome una y otra vez sin compasión mis graves limitaciones intelectuales, algo por lo que le estoy muy agradecido... algo de masoca debo de tener por lo tanto para no abandonarlo definitivamente... que conste que me gustaría, pero como dijo una vez alguien "hay cosas mejores y peores que el ajedrez, pero no hay nada igual", seguramente será por eso por lo que sigo disfrutando de ese endiablado juego-deporte-ciencia imposible de dominar y demasiado complejo para cualquier intelecto humano por grande que sea, no digamos ya el mío ;-). Tras la que abre esta reseña mi cita favorita sobre el mismo es esta "la vida es demasiado corta como para dedicarla al ajedrez, pero es por culpa de la vida, no del ajedrez".

Con tantas y tantas obras publicadas sobre este juego, más que sobre todos los demás juegos juntos, es harto dificil encontrar en el mercado editorial un libro que sorprenda y posea una marcada originalidad... Christian Hesse lo ha conseguido con creces.

Estamos ante la obra de un gran aficionado, no gran maestro, al juego rey, de nacionalidad alemana, catedrático en matemáticas por la universidad de Harvard (ahí es nada) y autor de numerosos libros, la mayoría sobre ajedrez y alguno sobre matemáticas aparte de numerosos artículos científicos. Christian nos embarca a través de sus más de 90 pequeños ensayos o apartados en los que se divide el libro en un viaje fascinante con el ajedrez como protagonista.

Tras su lectura, sin pasar al tablero los múltiples ejemplos de problemas y partidas lo reconozco, aunque tratando de seguir mentalmente todas las soluciones que he podido sin tocar una pieza, he de decir que es el libro más divertido e intelectualmente estimulante que he tenido en las manos. Jamás pensé que el mundo de la composición de problemas, la poesía del ajedrez, albergara tales sorpresas y tesoros. Confieso que es la prosa del ajedrez, y no la poesía, la que me interesa y ocupa, y que las composiciones artísticas nunca han despertado mi interés. Este libro contiene muchas de las mejores composiciones de todos los tiempos, en una variedad verdaderamente sorprendente.

Y no es eso todo, también se ocupa de cantidad de curiosidades, rarezas, jugadas y partidas espectaculares, jugadas extravagantes, errores garrafales, estudios artísticos de lo más variado, historia del juego con una recopilación de partidas antiguas y mil y una curiosidades que sorprenderán al más versado lector de literatura ajedrecística... todo un caleidoscopio que muestra un conjunto que marea. Pongo la mano en el fuego y no me quemo que no habrá jugador alguno, sin importar su nivel y sin importar cuantos libros de ajedrez haya leido en su vida que no se verá sorprendido más de una vez con lo que C. Hesse muestra en esta fascinante obra.

Bien por la editorial Chessy por publicar este ensayo que tanto se aparta de la tradicional literatura ajedrecística consagrada al aprendizaje del juego. Este libro no pretende nada más que entretener, hay entretenimiento puro y duro en cantidades industriales en sus más de cuatrocientas condensadas páginas. La tarea de llevar al tablero cada uno de los estudios y partidas seleccionadas en el mismo nos llevaría meses de trabajo... tampoco es necesaria tal cosa para disfrutar del mismo, basta con elegir cualquier página al azar, disponer de un poco de tiempo y un tablero y ganas de disfrutar de la magia del juego. Estamos ante una obra lúdica al 100% que nos muestra que hay mil formas de acercarnos al ajedrez tan bonitas y fascinantes como el juego en sí o la competición. Nos muestra también la riqueza inagotable de este apasionante mundo de las 64 casillas de una forma simple y efectiva más allá de lo que cualquiera que conozca el juego podría concebir ni de lejos.

Lo mejor: Un libro diferente sobre el ajedrez, divertido, ameno, lúdico y a la vez instructivo y profundo. Todo un reto para el intelecto, una apasionada declaración de amor y un deleite estético para los que disfrutamos con la belleza del juego rey. Y lo mejor de todo es que no importa cual sea tu nivel, este libro es de un aficionado para todos los aficionados... la claridad y sencillez de las explicaciones de Christian son verdaderamente ejemplares.

Lo peor: Hay que dedicarle mucho tiempo para disfrutar todo lo que contiene.


miércoles, 1 de diciembre de 2010

NARRENTURM

Ficha: "Narrenturm", autor Andrej Sapkowski, editorial Alamut, 528 páginas, ISBN: 978-84-9889-022-8

El final del año se acerca y las navidades quedan ya a la vuelta de la esquina, no se porqué pero en estas fechas me entran ganas de adentrarme en lecturas de género fantástico y aunque la aquí reseñada es principalmente una obra de ficción histórica también posee los suficientes elementos de fantasía como para poder ser encuadrada casi en ese género.

Andrej Sapkowski es, junto con George R. Martin y algún otro escritor más, el principal artífice del renacimiento que está experimentando la literatura fantástica en estos últimos tiempos... y aunque no soy ni de lejos un fanático de la misma de momento me quedo con el novelista polaco. Ya tuve hace años la ocasión de leer "El último deseo", la primera novela de la serie Geralt de Rivia y me pareció entonces la lectura más actual y refrescante que se había publicado en mucho tiempo en el género y que me perdonen los fans de Harry Potter, fanáticos de Tolkien y sufridos lectores de las crónicas Drangonlance y Añoranzas y Pesares. Andrej (pronunciese Andrei) no solo añade más obras al género sino que ofrece una actualización del mismo... vamos que le insufla nueva vida con un estilo único y por ahora inimitable, algo que nadie más puede decir.

Nos encontramos aquí tal y como he señalado antes ante una obra a caballo entre la fantasía y la novela histórica, corre el año 1.420 y estamos en Silesia, esa región que ahora pertenece en su mayor parte a Polonia aunque en la época referida era un complejo mosaico de posesiones feudales donde se entremezclaban por igual la cultura alemana y la polaca, faltaba todavía bastante para que las naciones terminaran de cuajar y la edad media y su sistema feudal de reyes de pega estaba todavía en pleno apogeo. Esa región cruce de caminos se encontraba en plena ebullición merced a las guerras que los reformistas "Husitas" discípulos de Jan Hus mantienen contra la iglesia de Roma y sus partidarios, dicho conflicto, interesantísimo, casi desconocido y completamente olvidado que la genial pluma de Sapkoswki se encarga de revivir será el telón de fondo de las peripecias del principal protagonista, el ex-estudiante y atolondrado Reinmar de Bielau.

Este pasará toda la novela huyendo y yendo de mal en peor, primero será perseguido por los familiares de un marido cornudo que desean venganza por una muerte que el infortunado de Reinmar causa sin querer durante el inicio de su fuga, posteriormente se verá envuelto en intrigas políticas, aventuras con bandidos, brujas, misteriosos asesinatos, persecuciones inquisitoriales y toda una serie de peripecias y luchas sin fin, siempre con algún lio de faldas de por medio, Reinmar habitualmente anda dominado por sus pasiones y su carácter impulsivo le dará más de un problema. En dichas tribulaciones y aventuras estará acompañado por dos personajes inolvidales, el ex-monje Scachey, paradigma del sentido común e inteligencia y el enigmático Sansón. Justo cuando parece que la cosa se "deslía" un poco se vuelve a complicar, casi siempre por las meteduras de pata de Reinmar, y nuevos enredos, persecuciones y situaciones desesperadas se dan cita en una novela repleta de acción que no da respiro al lector de principio a fin.

Andrej de nuevo nos vuelve a maravillar con su estilo ágil y desenfadado, en el que se mezclan por igual expresiones de la literatura medieval con otras completamente actuales, sin olvidar una buena dosis de frases, dichos y oraciones en latín que hará las delicias de los amantes de la lengua de Virgilio, convenientemente traducidas en un apéndice final del libro. En este hay también innumerables referencias a obras y autores medievales, Andrej ha debido de documentarse y mucho para la escritura de esta novela que no es más que la primera de una serie sobre las guerras Husitas. Hay también múltiples referencias a la heráldica y a los usos y costumbres medievales, cualquier aficionado a la historia medieval disfrutará con esta obra que dicho sea de paso anda repleta de situaciones cómicas y trágicas, en ella se dan cita desde el sutil y divertido erotismo del comienzo, una inolvidable escena, hasta el "gore" y la violencia de las escenas de batalla conforme la novela se va tornando menos amable y oscura y comienza a liarse parda con el conflicto husita.

En resúmen una ventana de "aire fresco" en el género, uno de esos libros que no hay que dejar de leer bajo ningún concepto si uno disfruta de este tipo de lecturas y que bajo la apariencia de superficialidad y de literatura para "pasar el rato" esconde bastante más de lo que parece. Parece ser que la segunda parte está siendo actualmente traducida ya y que se publicará para la feria del libro del próximo año 2.011, no me la pienso perder.

Mención aparte la impresionante labor de José María Faraldo en la traducción... no se si este la ha vertido al castellando diréctamente del polaco o de la edición alemana, sea como fuere es una de las mejores traducciones, y seguramente más complejas, que he visto de un libro. Traducir expresiones arcaizantes mezcladas con un lenguaje totalmente actual sin desentonar, sin que la cosa rechine y parezca haber sido escrita diréctamente en nuestra lengua es digno de todo elogio.

Lo mejor: El ritmo trepidante, la comicidad de muchas escenas, el uso del lenguaje tanto en expresiones coloquiales como en su imitación del lenguaje cortesano, los guiños al lector con alusiones a Lovecraft, el "cameo" de Nicolás Copernico, la moderada introducción de elementos fantásticos que meten a la obra en el género sin definirla totalmente en el mismo... la autenticidad del periodo histórico relatado y finalmente su ácida crítica de la religión y su relación con el poder, y de todo dogmatismo y fanatismo político y religioso. Puede parecer mucho pero aseguro que me dejo mucho más.

Lo peor: Sin duda alguna que sea la primera de una trilogía y que tengamos que esperar años para leerla entera. No es una verdadera novela histórica, los amantes de ese, habitualmente insulso en mi opinión género, que ni se molesten en leer esta obra como tal aunque hay una labor de documentación bastante importante Andrej ha debido tomarse muchas licencias "históricas".